Sociedad Boliviana de Historia elige su primera directiva compuesta únicamente por mujeres en 20 años

Fuente: Página Siete.

Patricia Fernández de Aponte, Lucía  Querejazu, Paola Revilla  y Florencia Ballivián de Romero son las cuatro mujeres que fueron elegidas el pasado febrero para conformar la directiva de la Sociedad Boliviana de Historia. Una comitiva que por primera vez en dos décadas está conformada únicamente por profesionales femeninas. 

“Estoy feliz y feliz con mi directiva, con la gente que me acompaña, porque es un grupo homogéneo. Nos conocemos mucho las cuatro y me apoyan muchísimo”, destacó Fernández, actual presidenta de la institución. “Realmente estoy feliz porque quiero dar continuidad a la sociedad  (…) La anterior directiva ha sido excelente, hemos hecho muchos avances”, apuntó. 

Previo a esta designación sólo existe registro de una anterior directiva compuesta solamente por mujeres. Fue en 1997 e incluyó a dos de las actuales miembros. 

“De 1997 hasta el 2000, o sea tres gestiones seguidas, ha sido Florencia Ballivián de Romero la presidenta, Laura Escobari de Querejazu la vicepresidenta, yo la secretaria y Clara López Beltrán la tesorera”, recordó Fernández. “En la directiva de 1975, cuando recién estaba tomando cuerpo la sociedad, ya la señora María Eugenia del Valle formó parte de una directiva, entonces siempre las mujeres  hemos estado presentes en las directivas”, recalcó. 

La Sociedad Boliviana de Historia fue fundada en la ciudad de La Paz en septiembre de 1972 por un grupo de nueve investigadores: Eduardo Arze Quiroga,  Alberto Crespo Rodas, Juan Siles Guevara, José Mesa Figueroa, Guillermo Ovando Sanz, María Eugenia del Valle, Teodosio Imaña Castro, Valentín Abecia Baldivieso y Teresa Gisbert. Los cinco primeros conformaron la primera directiva, incluyendo un puesto de bibliotecario que años más tarde fue disuelto. 

Este “grupo de amigos”, como los describió la presidenta, se reunieron  “con la intención de tratar temas de historia y después se amplió un poco a ramas afines como sociología y antropología”. Previo a la pandemia, se reunían el segundo jueves de cada mes y algún miembro de la sociedad exponía un tema de historia. Desde el año pasado, los encuentros son virtuales. 

De camino a los 50 años

A esos nueve miembros fundadores se sumaron otros a través de los años, hasta rozar la cuarentena que componen la entidad el día de hoy. Pese a ser una sociedad creada en La Paz, alberga a profesionales del resto del país e incluso del exterior y para su 50 aniversario esperan contar con un número aún mayor. 

“En estos 50 años, dentro de nuestro gremio de historiadores, siempre hemos sido un referente, siempre hemos sido una parte importante en nuestra actividad. Tiene un lugar la Sociedad Boliviana de Historia que está ya bien enraizada y que es importante”, afirmó la historiadora e investigadora. “El próximo año —todo depende de la pandemia— queremos planificar algo importante, algo especial”, aseguró la presidenta, sin dar más detalles.

Por lo pronto, la nueva directiva se centra en el lanzamiento de la 42  edición de la revista «Historia y Cultura» —de forma impresa y virtual—, la ampliación  del Premio Alberto Crespo Rodas para los jóvenes historiadores de Cochabamba y la incorporación de nuevos miembros a la sociedad. 

“Este año van a ingresar cuatro miembros más jóvenes porque no queremos quedarnos obsoletos, no queremos quedarnos anclados. Queremos seguir progresando e ir un poco a la par de los avances, como por ejemplo, con la indexación de la revista para que llegue a más gente. Ese es nuestro plan para este año”, afirmó la presidenta.    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *